Compartir

El resultado de las PASO refleja un nítido mensaje de la ciudadanía a una clase dirigente que no se había percatado del nivel de hartazgo y desafección reinante en una sociedad que no encuentra soluciones en los políticos. En sentido contrario a lo que pasa a nivel nacional, el clima de paz social y el extendido momento de bonanza económica que experimenta Misiones, refleja una vez más el contundente apoyo electoral cosechado por la “Renovación Neo”.

(*) Por Nicolás Marchiori

“El país se encontraba agitado como nunca, el poder confuso, la autoridad diluida, los valores en acelerado proceso de inversión, la pérdida del sentido de respeto cívico se extiende por todos los sectores de la sociedad, probablemente ni Dios sabe adónde nos lleva”.

Este fragmento que pertenece a la novela Las intermitencias de la muerte” de escritor portugués José de Sousa Saramago, Premio Nobel de Literatura, pareciera describir a medida lo que pasa en la Argentina. La obra se trata de una novela en la que la muerte es un personaje que va evolucionando a lo largo de las páginas. A través de una enorme creatividad, el escritor sumerge al lector en un universo reflexivo que logra desenmascarar las contradicciones y las actitudes hipócritas de la sociedad moderna.

Coinciden diferentes consultores y analistas políticos que la disociación entre el momento de campaña y el momento de gestión es una de las razones de la creciente deslegitimación del sistema político.

El momento de la campaña es el momento de los sueños, de las promesas, de seducir a los votantes para ganar sus preferencias y consecuentemente obtener su apoyo a través del voto.

El candidato generalmente en tiempos de campaña despliega sus encantos y se ajusta a un libreto. Se vende un producto encantador que al momento de gobernar y cumplir con la expectativa desencanta rápidamente. Tiene mucha fuerza en el imaginario colectivo la idea de que “los políticos no cumplen lo que prometen”.

La historia reciente no ayuda a la hora de refutar esa creencia, pasó con Mauricio Macri y pasa con Alberto Fernández. De allí el sentimiento generalizado de hartazgo de una sociedad que no encuentra en los políticos las soluciones que estos deberían dar.

Terminada la campaña, se apagan las luces y el equipo profesional de comunicación que acompañó durante el proceso electoral al candidato se aleja. El momento de las promesas deja paso al momento en el que se debe cumplir con lo prometido.

La historia que se contaba en la campaña sin verificación, durante el gobierno puede ser contrastada diariamente con la realidad. La realidad es irrefutable.

Resulta dramático que la política no entienda que muchas veces la sociedad puede perdonar que no todas las promesas se cumplan, pero que no está dispuesta a perdonar que tanta cercanía durante la campaña se pierda en el momento de hacerse cargo del gobierno.

Sostiene el economista y psicólogo social Luis Babino, que este novedoso entorno de alta complejidad, intensidad y velocidad define un nuevo sistema de legitimación del juego político, en el cual un proyecto solo es sustentable en la medida que logre consensos día a día en un juego donde participan cada vez más actores. En el nuevo entorno donde debe actuar el sistema político, los ciudadanos que no son meros receptores pasivos de los procesos comunicacionales de la gestión gubernamental.

El modelo ideal de sociedad democrática, dice el notable jurista y filósofo italiano Norberto Bobbio en su obra “La Teoría de las formas de Gobierno en la historia del pensamiento político”, es una sociedad centrípeta. Las sociedades democráticas realmente existentes aparecen como centrífugas, no hay un solo centro de poder, como podía ser la voluntad general de Rousseau, sino muchos y, en ese sentido, es que la sociedad real en los gobiernos democráticos es pluralista.

Las complejas luchas de intereses económicos y culturales en juego en cada sociedad han incluido la participación de diversos grupos, desde una élite política con voluntad de reproducirse hasta una corporación económica con interés por encontrar las formas más favorables para desarrollar sus actividades. Los grupos económicos y culturales que pueden ser identificados como grupos de poder tienen bajo distintas identidades permanencia en el tiempo.

No resulta extraño, dado que forma parte la teoría social de la gran herencia iluminista, que en las últimas cuatro décadas existan preocupaciones serias que den cuenta tanto de la creciente concentración de poder como de la pérdida que han sufrido las mayorías populares de distintas sociedades en su capacidad de decidir sobre sus propios destinos.

A decir de Charles Tilly, la democracia consiste en una relativa ampliación e igualdad de la ciudadanía, proporcionándoles a los ciudadanos consultas obligatorias en lo concerniente a las políticas del Estado. En la medida que el Estado se disuelve, también lo hace la ciudadanía y, en consecuencia, la democracia. Las desigualdades del poder económico amenazan a la democracia porque otorgan incentivos y medios a minorías poderosas para subvertir la democracia.

-Una realidad irrefutable

Si comparamos a Misiones con el resto del país, podemos afirmar que la Provincia es un verdadero santuario natural con altísimos contrastes. Existen marcadas diferencias entre el clima de paz social que se vive y respira en la Tierra Colorada y el escenario de turbulencia e incertidumbre que se ha diseminado en el resto del país desde Buenos Aires.

En la inauguración del edificio central de Silicon Misiones llevada a cabo en el mes de marzo, el Ing. Carlos Rovira destacaba: “estamos pisando una tierra, una tierra sin mal que es única. Esto es una anomalía desde el punto de vista hasta hidrográfico, si la miramos, somos el único espacio en un vasto subcontinente rodeado por tres cauces de los principales ríos más caudalosos: el Paraná, el Uruguay y el Iguazú. Y por acá se cierra este manto de una mezcla cósmica de hierro níquel y de basalto misionero con el arroyo Itaembé de acá y el Chimiray, que son más chiquitos, pero eso nos separan de todo el resto. Pero nos separan por esta singularidad o esta anomalía hidrográfica. Pero esta agüita que corre en abundancia y sobre ese manto ferroso, nos transmite la vibra que tenemos. Los que entienden y sienten el significado de la energía, sobre todo, parado frente al cosmos, estamos cargados de buenas vibras. Las buenas vibras nadie las detiene, la buena vibra es para todos; pero empezando por lo mental. Solo Misiones, hay que entender esto, vengan, hay que invitarlos a venir”.

Ahora bien, el clima de paz social, de concordia no surge por arte de magia. En ese sentido, debemos destacar que el contacto directo de los funcionarios con la gente es uno de los principales activos que tiene el Frente Renovador de la Concordia y, es gracias a esa cercanía, que se puede conocer la realidad de los misioneros.

 Eso le permite al gobierno identificar cada una de las necesidades y problemáticas que existen a lo largo y a lo ancho de la provincia para poder desplegar de manera efectiva las políticas públicas que transforman la vida de cada uno de los habitantes de la provincia. No hay forma posible de promover la paz social si no se atienden las necesidades y solucionan las problemáticas del pueblo.

En el contexto de crisis que atraviesa el país, las grandes preocupaciones de la ciudadanía giran en torno a lo económico y ese es uno de los ámbitos en donde más ha puesto su atención el Gobierno Provincial.

Las estadísticas laborales y los indicadores socio económicos dan cuenta de que el empleo, principalmente en la población joven, sigue creciendo con fuerza en toda la provincia, impulsado por el auge del comercio y del turismo.

Misiones es la puerta de entrada de las masivas y recurrentes visitas del turismo regional, que se complementa con el turismo nacional. Brasileños y paraguayos se sienten cada vez más atraídos por las ventajas cambiarias que ofrece la provincia, lo que genera una inyección cada vez más importante de divisas para la economía local generando un derrame hacia todos los sectores de la economía.

Los visitantes destacan permanentemente la jerarquización que han experimentado en materia de infraestructura Posadas e Iguazú en los últimos años, gracias a las inversiones en obras y la mejora continua de los servicios que ofrecen las ciudades a los turistas.

En los últimos años y principalmente desde el inicio de la pandemia hasta el presente, el proyecto misionerista logró generar una inteligencia política que le permite desenvolverse con total solvencia y certidumbre aún en contextos y escenarios complejos que lucen desfavorables. En muchas oportunidades hemos destacado la gran capacidad de resiliencia del gobierno misionero y la perseverancia a la hora de fijar objetivos y alcanzar metas. El desarrollo y el crecimiento son características que dan cuenta del camino trazado. La sinergia público-privada que se da en la provincia ha permitido lograr grandes resultados.

Nada es casualidad, y los misioneros lo pueden palpar en acciones concretas. Es innegable el poder transformador impulsado del único espacio político con fuerte acento en lo local, tanto en la defensa de los intereses como en el destino de sus políticas públicas. La Renovación conducida por el Ing. Carlos Rovira supo sentar las bases de un modelo de Provincia cuyas bases trascenderán generaciones.

-El valor supremo e incuestionable del voto

El resultado de las PASO puede tomarse como un serio llamado de atención para gran parte de la dirigencia política. La ciudadanía vio en Javier Milei la síntesis de ese sentimiento de hartazgo hacia los políticos que viven en una burbuja y no les resuelven sus problemas. Este fenómeno permitió al economista libertario transformarse en el gran ganador.

Por otra parte, el gran perdedor de las Primarias Abiertas fue Juntos por el Cambio. El, hasta el domingo pasado, principal espacio opositor, dirimió sus disputas internas eligiendo a Patricia Bullrich como su candidata a presidenta para las elecciones generales del 22 de octubre.

Las interminables peleas internas de la fuerza opositora dejaron a la ex ministra de Seguridad de Macri como la tercera candidata más votada y a su contendiente Rodríguez Larreta en el cuarto lugar, ambos detrás de Milei y de Sergio Massa. El candidato liberal se erige como la principal cara de la oposición, desplazando a Juntos por el Cambio de la preferencia del votante opositor.

En el ámbito provincial, una vez más el pueblo misionero ratificó con contundencia su preferencia por los candidatos del Frente Renovador de la Concordia. Con casi el 50% de los votos positivos, el espacio conducido por el Ing. Carlos Rovira queda en una inmejorable posición para alzarse con tres de los cuatro escaños de diputados nacionales y los dos de senadores por la mayoría en las elecciones generales del 22 de octubre.

Ha trascendido en la última semana que numerosos sectores que trabajaron por la candidatura presidencial de Milei, anunciaron que harán lo propio con los legisladores del Frente Renovador.

A la luz de los resultados de las PASO, se vislumbra un Congreso Nacional fragmentado y, en ese contexto, será clave contar con la mayor cantidad de legisladores que respondan al designio del pueblo misionero para conseguir la mayor cantidad de beneficios para la provincia.

-Juntos por el Cambio con riesgo de desaparición

La alianza opositora fue la única fuerza política que llevó la definición de su cruel interna a las PASO. Ni Bullrich ni Rodríguez Larreta lograron romper el techo del 20% de los votos. La propia candidata ganadora reconoció públicamente que la interna le hizo mucho daño a Juntos por el Cambio.

El miércoles pasado se reunieron en el Jardín Botánico de la Ciudad de Buenos Aires la fórmula victoriosa junto a los derrotados Larreta y Morales. El resultado fue una fría foto para demostrar unidad. Los candidatos no avanzaron en lo más importante y que a esta altura genera fuerte preocupación en seno de la alianza: nada se habló de la estrategia de cara a las elecciones generales. Algunos trascendidos dan cuenta de que el alcalde porteño le exigió a Bullrich el 40% de los cargos para su gente en un eventual gobierno nacional a cambio de meterse de lleno en la campaña. No hubo respuestas por parte de la candidata presidencial.

Como saldo de las PASO ha quedado un radicalismo totalmente destrozado, que no tendrá candidatos ni a la presidencia, ni a la gobernación de Buenos Aires, ni a la Jefatura de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires y en lo que respecta a nuestra provincia, tampoco tendrá candidatos a legisladores nacionales.

Son varios los que coinciden en que se trató de la peor elección de la historia del radicalismo, tanto a nivel nacional como a nivel local. En Misiones, el candidato del radicalismo “Pepe” Pianesi, apenas superó los 40 mil votos. En el radicalismo miran de reojo a Pedro Puerta, atentos a que no aportó los votos que prometió. Lo cierto es que el hijo del ex gobernador acumula una nueva derrota en su haber.

El escenario para las generales es muy sombrío para la alianza de Juntos por el Cambio, al punto tal que los principales analistas hablan de la posibilidad de que el espacio sufra una masiva fuga de votos hacia los extremos.

Los votantes moderados de Larreta se sienten más identificado con el perfil de Sergio Massa y no ven en la candidata cambiemita la representación de sus ideales. Por su parte, la irrupción de Milei con su verborragia y su extremismo ideológico, desdibuja el perfil de candidata dura de Bullrich y también amenaza con una fuga de votos hacia la extrema derecha representada por el candidato libertario.

Si bien el final es abierto por la configuración de este escenario de tercios, estas particularidades expuestas ubicarían a Sergio Massa y a Javier Milei en un eventual ballotage llevando a la desaparición de Juntos por el Cambio como coalición.

(*) Abogado. Diplomado en Manejo de Crisis y en Análisis de Procesos Electorales. Especializado en Comunicación de Gobierno y Electoral.

RMM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *