Compartir

La inspiración misionera y la vocación vanguardista de un modelo político con marcada visión federalista. La importancia de la unidad como un valor de primer orden.

(*) Por Nicolás Marchiori

Si hoy se decidiera elegir la palabra que más se ajuste a la realidad política argentina, sin lugar a duda desafección”, sería una de las más votadas. Cuando hablamos de desafección no nos referimos a un sinónimo de descontento. El descontento no suele afectar la legitimidad democrática y es, sobre todo, coyuntural.

La desafección se ha convertido en la palabra justa para expresar una nueva actitud que se concreta en el alejamiento respecto de una clase política que estaba próxima, pero a la cual ya hacía mucho tiempo que se había dejado de apreciar. De allí que la desafección política implica una profunda insatisfacción con los resultados de las instituciones democráticas, independientemente del partido o individuos que las estén operando.

Gran parte de la clase dirigente es responsable de esta situación. En la Argentina actual se ha perdido el debate, el intercambio de ideas.

Nuestro país vive un clima de desánimo, de cansancio, de desconfianza y de desesperanza generalizada. Una de las razones principales que explica el estancamiento o pérdida del rumbo de una sociedad es, sin duda, la ausencia de un liderazgo auténtico que interprete a la gente, que proponga un proyecto y sobre todo entusiasme e invite a ser cada día mejores.

La filósofa y politóloga belga Chantal Mouffe expresa en su obra “Towards a Green Democratic Revolution. Left Populism and the Power of Affects que, en oposición al enfoque que postula que la democracia consiste en afianzar procedimientos para alcanzar un consenso inclusivo, la visión agonista concibe la política democrática como la consolidación de instituciones que permitan transformar el antagonismo en agonismo: es decir, una expresión agonista del disenso.

La confrontación agonista difiere de la confrontación antagonista, no porque la primera le permita un posible consenso, sino porque el oponente no es considerado un enemigo que debe ser destruido, sino un adversario cuya existencia se concibe como legítima.

En virtud de lo expresado por Mouffe, el desafío para la democracia es establecer la distinción nosotros/ellos” -que es constitutiva de la política– de un modo compatible con la aceptación del pluralismo. Como lo expresó oportunamente Marcel Mauss, el objetivo es “oponerse sin eliminarse entre sí”. Lo que está en juego en la lucha agonista es la configuración de las relaciones de poder que estructuran un orden social y el tipo de hegemonía que estas construyen.

En la actual coyuntura, caracterizada por una creciente desafección respecto de la democracia y marcada por un preocupante nivel de abstención, resulta esencial destacar la importancia fundamental de los afectos. Esta es la condición para llegar a todas aquellas personas que han abandonado los partidos políticos porque sienten que sus preocupaciones son ignoradas y que un sector de la dirigencia política no ofrece alternativas reales.

Las personas necesitan sentir que su involucramiento en política les da voz, las empodera.

-El mandato misionero

El territorio de las Misiones siempre ha tenido gran relevancia en la historia del federalismo argentino. El antecedente más antiguo nos lleva a la redacción, de puño y letra del General Manuel Belgrano, de las bases del que se ha considerado el Primer Proyecto de Constitución del Río de la Plata, el cual culminó a finales de diciembre de 1810 en el Campamento de Tacuarí. Del trabajo llevado adelante por Belgrano resultó el Reglamento para Régimen Político y Administrativo y Reforma de los 30 Pueblos de las Misiones, reglamento este que fuera incorporado por Juan Bautista Alberdi como una de las bases de la Constitución Nacional.

Otro hito histórico se produjo cuando los Pueblos de las Misiones, bajo el mando del prócer Andresito Guaçurarí, se sumaron y fueron parte de la gran gesta federalista que por impulso de Gervasio Artigas dio origen a la Liga de los Pueblos Libres, también conocida como la Liga Federal, la cual tuvo su momento cúlmine el 29 de Junio de 1815 en el arroyo de la China (Concepción del Uruguay – Entre Ríos) cuando se desarrolló el Congreso de los Pueblos Libres, que tenía como finalidad alcanzar la organización política de las provincias federales, adoptando medidas económicas y comerciales. 

Ahora bien, en honor a la verdad, la vigencia del federalismo a lo largo de la historia argentina no ha logrado pasar de ser más que una proclama, que nunca pudo ser realmente efectivizada por las trabas impuestas por el poder central.

La realidad demuestra que las provincias argentinas no tienen poder y el inorgánico poder que alguna vez pudieron haber ostentado, lo han perdido después de la Batalla de Pavón y de la brutal matanza de Cañada de Gómez, llevada adelante por los ejércitos lanzados sobre el interior del país en la “Guerra de Policía” pregonada por Bartolomé Mitre y Domingo Faustino Sarmiento y criticada fuertemente por Juan Bautista Alberdi. 

Es importante recordar siempre el devenir histórico para entender el presente y vislumbrar hacia donde puede direccionarse el futuro.

En una Argentina desproporcionadamente desigual y centralista, donde el federalismo ha pasado a ser actualmente nada más que un enunciado, desde Misiones se sigue levantando la voz para reclamar lo que le corresponde a su pueblo. Ese es el verdadero mandato misionero.

-La importancia de la unidad como un valor de primer orden

El pasado miércoles, la Renovación Neo hizo la presentación oficial de sus candidatos que participarán de la contienda electoral nacional bajo la denominación de “Innovación Federal”. Como en cada aparición pública, el Conductor del Frente Renovador de la Concordia, Ing. Carlos Rovira, respondió las preguntas de los distintos periodistas que se dieron cita.

El líder misionerista dejó importantes conceptos sobre la coyuntura nacional, como así también acerca de cuáles serán los nuevos desafíos que afrontará la Renovación en una Argentina que tendrá un nuevo presidente de la Nación a partir del 10 de diciembre.

Rovira manifestó que no es casual que, en un marco de disputas internas para llegar a confeccionar la lista de todos los espacios, el nuestro, si recuerdan, hace bastante tiempo atrás, ya tenía esto conformado. Estas personas ya estaban trabajando en las elecciones anteriores, donde la Renovación superó el 70% de los votos, de la aceptación del electorado de Misiones. Ya estaban en sus ámbitos naturales exhibidos e intercambiando ideas, proyectos, preocupaciones y todo lo demás”. Con relación a ese contexto mencionado, destacó que “esto pone en evidencia que la Renovación Neo es un espacio distinto en el marco del país y que hoy, con mucho respeto, pero cumpliendo nuestro mandato a rajatabla con el pueblo misionero, nos presentamos con ciudadanos de diferentes composiciones; de diferentes actividades en el seno de la sociedad misionera. Todos comprometidos con Misiones”.

En otro transcurso de su alocución aseveró que la unión alcanzada a nivel nacional es un valor importantísimo, que ya lo posicionó a Massa como el precandidato más optado por la gente frente a los demás. Y anticipó que Sergio Massa “va a ser el más votado de las PASO”.

El conductor de la Renovación sostuvo que la relación con el hoy candidato a presidente de la Nación no es nueva. Somos renovadores, compartíamos ya una idea de renovación, de apertura. Conoce la provincia como el mejor candidato nacional, recorrió varias veces. Ayer mismo hemos plasmado uno de los elementos de una de las construcciones de mayor importancia para los misioneros que es el espacio económico común con una ley. Y donde Massa se puso al frente del pedido de Misiones” expresó.

Por otra parte, Rovira destacó que la idea de la unidad encierra un concepto de tranquilidad, de unicidad, de uno. De que no va a haber un desvío de si son más de uno los que deciden, los que piensan y, sobre todo, lo que aportan a un proceso nada más y nada menos que elegir el presidente de la Nación. “Debemos analizar también que el frente nacional tiene la palabra Unión, no unidad, que es más que la unidad. Porque la unión es la unidad, pero proyectada hacia una gran convocatoria que es Unión por la patria, unión por algo”, resaltó.

Al momento de referirse a la boleta de la Renovación Neo en la contienda nacional, el Conductor renovador aclaró: Nosotros no formamos parte del frente nacional, que quede bien claro. Es muy clara la boleta, van a ver: Unión por la Patria es la convocatoria nacional al cual asistimos, vamos a acompañar porque queremos la unión nacional para resolver los problemas de Argentina. Pero van a ver Innovación Federal que es nuestra consigna desde el Frente Renovador de la Concordia, con candidatos propios, con nuestra identidad propia y con nuestro compromiso que ya se los dimos hace un mes atrás al 70% de los misioneros que nos apoyaron”.

Carlos Arce, Sonia Rojas Decut y Milton Astroza son los postulantes para el Senado, mientras que Daniel “Colo” Vancsik, Yamila Ruíz, Alberto Arrúa y Adriana Bezus, integran la lista de diputados nacionales de Innovación Federal, la lista propia de la Renovación Neo que defenderá el mandato misionero ante la Nación.

 

-Generar riqueza para Misiones

Uno de los periodistas presentes consultó a Rovira sobre cuáles serán los desafíos que tendrán los legisladores misioneros en el Congreso de la Nación. La respuesta fue contundente: “lo central es la generación de riquezas”.

En los últimos años y, principalmente desde el inicio de la pandemia hasta el presente, el proyecto misionerista logró generar una inteligencia política que le permite desenvolverse con total solvencia y certidumbre aún en contextos y escenarios complejos que lucen desfavorables. En muchas oportunidades hemos destacado la gran capacidad de resiliencia del gobierno misionero y la perseverancia a la hora de fijar objetivos y alcanzar metas. El desarrollo y el crecimiento son características que dan cuenta del camino trazado. La sinergia público-privada que se da en la provincia ha permitido lograr grandes resultados.

Rovira sostuvo que esa generación de riqueza debe venir desde la salud, la educación, la infraestructura. “Tenemos proyectos de crecimiento, de bienestar; las cuestiones energéticas están incluidas. Misiones es vanguardia también en energía alternativa y tantas otras cosas que forman parte y van a formar parte de ese acoplamiento spin-spin, el spin de acá y el spin de allá tienen que interactuar, resonar para poner otro nivel mayor de importancia que es la concreción”, sentenció.

(*) Abogado. Diplomado en Manejo de Crisis y en Análisis de Procesos Electorales. Especializado en Comunicación de Gobierno y Electoral.

RMM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *