Compartir

En el programa «El Periodista», Gustavo Añibarro continuó la crónica del caso que tiene como protagonistas a la familia Puerta, ante la presencia de poleo en los productos. Adelantó que la AFIP ya prepara una denuncia penal. Hay cadenas de supermercados que dejarán de vender las dos marcas de yerba mate que se elaboran en esos molinos.

Se trata del escándalo que dio a conocer el periodista Eduardo Feinmann sobre lo que ocurría en los molinos de la familia Puerta. En el inicio de su columna, sostuvo que es una estafa muy grande, al consumidor, a nosotros, a los productores, al fisco”.

 

Por otro lado, comentó cómo seguirá el caso el caso e informó que la AFIP prepara una una denuncia que puede desembocar en la tristemente famosa penal tributario”. En paralelo, anticipó que hay “varias cadenas de supermercados que van a dejar las dos marcas de yerba que se elaboran en el molino de los Puerta”.

-Las consecuencias de una gran estafa

Y agregó que se trata de empresas “muy conocidas”, que según lo investigado por el periodista Eduardo Feinmann, fue donde “reventó” el problema. Sumado a esto, aseguró que “habrían otras industrias involucradas”. Subrayó que corresponde a un fraude, una trampa, una estafa”.

En ese sentido, señaló que no sólo perjudica al consumidor, sino a la productividad del yerbatero que vende menos cantidad.Es además, un problema de inmoralidad por parte del sector empresario”, enfatizó.

En esa línea, agregó que el conflicto se presenta en un año donde la crisis inflacionaria es compleja. No obstante, indicó que la yerba bajó de precio: “Debe ser el único producto que bajó de precio en un contexto donde todo sube”. Por último, expresó que “hay industrias que no paran de hacer lobby para joder al productor”.

Además, organismos de salud realizaron diversos estudios y comprobaron que el consumo excesivo de la planta de poleo puede causar daño hepático y renal grave, así como daño al sistema nervioso. El uso repetido puede provocar hasta la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *