Compartir

El seleccionado argentino de fútbol campeón del mundo en Qatar 2022,  este jueves 23 de marzo festejó por primera vez en un estadio, la tercera estrella con una gran fiesta y un partido amistoso ante Panamá. El renovado Monumental, con capacidad para más de 83 mil espectadores, fue testigo del triunfo por 2-0 sobre Panamá

Sin embargo, los festejos del equipo campeón del mundo tuvieron inicio a las 16 y terminaron después del partido, con la esperada entrega del trofeo que el capitán Lionel Messi ofreció al público.

Tres meses después de la histórica final en Qatar contra Francia, el seleccionado que dirige Lionel Scaloni se presentó ante el público argentino por primera vez con la camiseta de las tres estrellas sobre el escudo de la AFA, en medio de una gran expectativa.

La segunda oportunidad de ver a los campeones del Mundo será este martes 28 en el Estadio Madre de Ciudades, en Santiago del Estero, en donde la Argentina recibe a Curazao.

Más de un millón y medio de personas intentaron conseguir las aproximadamente 40 mil entradas que se pusieron a la venta la semana pasada.

La otra mitad de los tickets fueron destinados a familiares y amigos del plantel y a los compromisos comerciales de la AFA con sus patrocinadores.

Los “héroes” de Qatar se reencontraron con los fanáticos albicelestes, ganadores del premio ‘The Best’ de la Fifa a la mejor hinchada, después de la histórica movilización popular del pasado 20 de diciembre en las calles de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

Más de cinco millones de personas salieron entonces a festejar la tercera estrella, que cortó la racha de 36 años sin títulos mundiales desde México 1986.

Después de los festejos, la mayoría de los 26 futbolistas que participaron de la conquista volvieron rápidamente a sus respectivos clubes en el exterior y no pudieron disfrutar tanto del cariño eterno del público.

Por lo tanto, desde la AFA decidieron que la primera ventana 2023 de la Fifa sea para jugar dos partidos en Argentina para continuar con la celebración.

Así las cosas, Panamá será el invitado a una fiesta ajena que tendrá un partido de fútbol como excusa.

El seleccionado perteneciente a la Concacaf incluso viajó a Buenos Aires con un plantel alternativo y sin su entrenador principal (Thomas Christiansen), quien se quedó en Panamá para preparar otro partido con los habituales convocados.

Scaloni, quien finalmente firmó su nuevo contrato hasta después del próximo Mundial de 2026, aprovechó este reencuentro con sus dirigidos y sumó nuevos convocados con vistas al futuro.

Con Alejandro “Papu” Gómez como el único ausente, el cuerpo técnico llamó al resto de los 25 protagonistas del título más los futbolistas que formaron parte del ciclo y se quedaron afuera por distintos motivos. Estos son los casos de Giovani Lo Celso, Nicolás González, Nehuén Pérez, Emiliano Buendía y Giovanni Simeone.

A su vez, el entrenador santafesino incluyó a jugadores jóvenes como Lautaro Blanco, Máximo Perrone, Facundo Buonanotte, Valentín Carboni.

Por fuera de los campeones del mundo, la ilusión de los hinchas también era ver a Alejandro Garnacho, pero la joven estrella de Manchester United -de madre argentina y padre español- sufrió una importante lesión justo en la semana previa a la convocatoria y quedó afuera.

El plantel empezó a trabajar el pasado lunes en el predio de la AFA en Ezeiza, que tuvo una guardia permanente de hinchas que se apostaron en la puerta para obtener una foto o una firma de sus ídolos. El furor por los campeones es total. Por este motivo, la forma en que llegarán los futbolistas al Monumental es todavía una incógnita y no se descarta que para saltear a la multitud deban acudir a helicópteros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *